EAT
HEAL
SHINE

Este es un sistema personalizado a través del cual deseo ayudarte a desarrollar la mejor versión de ti.

IR AL PLAN DETOX DE 21 DIAS
Health Coach Ailine

Hola, mi nombre es Ailine Bernal, soy Health Coach y la creadora de Eat-Heal-Shine. Este es un sistema personalizado a través del cual deseo ayudarte a desarrollar la mejor versión de ti mism@.

Para mí, el éxito es mucho más que un número de libras o de medidas. Este es un sistema que tiene como bases la comprensión, el amor propio y el entendimiento del comportamiento de la mente humana.

Es un sistema que sin juzgarte, te toma de la mano, para llevarte a descubrir todas las razones y las posibles formas de amarte, honrarte y atender de ti mism@, de tu salud y de tu cuerpo. Todo de una forma relajada, segura, divertida y creativa. Aquí encontraras mucho más que listas de alimentos permitidos y no permitidos.

Creo que tu salud, bienestar y felicidad son un derecho y no un privilegio y es mi misión mostrarte el camino y acompañarte en esta aventura. Será un honor para mí convertirme en tu guía y apoyo para garantizarte el éxito en este proceso de transformación de adentro hacia afuera.

Te prometo que estaré a tu lado para guiarte, levantarte si hace falta, para sacudirte, para celebrar tus logros y para verte brillar como te lo mereces.

Para mí, la meta es tu felicidad y satisfacción plena. Es hacer que te sientas cómod@ y feliz en tu piel. Por eso, creo que la pérdida de peso es un resultado, no la meta en si misma. La meta es desarrollar la mejor versión de tu ser.

Desde muy joven, a los 14 años para ser exacta, cuando por fin mi abuelita me dejó pasar tiempo en la cocina, empecé a cocinar para mi familia y amigos.

Lo hacía de una forma que en aquel entonces consideraba sana y balanceada, de acuerdo a la información que tenia sobre el tema.

Todo mi conocimiento provenía de revistas populares y aquellas cosas que se repiten tanto que te crees que son ciertas. Como por ejemplo: que podemos comer de todo un poquito para mantener el peso o que hay que comer 5-6 veces al día para acelerar el metabolismo. Así trataba de mantener mi peso, pero mis esfuerzos parecían no ser suficientes. Comía bastante sano, “un poquito de todo” y hacía entre una y dos horas de ejercicios casi todos los días. Cuando salía de viaje, jamás me excedí y como pocas personas trataba de hacer algo de ejercicio, porque creía que la clave era comer menos y ejercitar más. Pero aún así a mi regreso la pesa se disparaba y cada vez era más difícil bajar esas tres o cinco libras. Así me la pase luchando para mantenerme y verme como me gustaba desde los 19 hasta los 35.

aline bernal eat heal shine smothie

Eso resultaba un poco frustrante y hasta agotador. Hubo momentos en que deseaba que me dejara de importar, pero no lo conseguí por que como soy tan pequeñita, se me notan esas libras y a mi no me gusta verme así, lo admito soy un poquito vanidosa.....nada extremo. Todo empezó a cambiar cuando me puse mi capa de super-mamá y empece a investigar y a asumí la responsabilidad por la salud de mi hija menor. Cansada de que los doctores me dieran explicaciones poco creíbles sobre lo que le podía estar pasando. Siendo una niña que comía bastante bien y variado, comida preparada por mí con alimentos frescos y de excelente calidad, ella se quejaba mucho de que le dolía la pancita y tenía otros síntomas que hacían evidente que algo que comía no le caía nada bien o tenía alguna deficiencia enzimatica o metabólica. Como ella no se mejoraba.

Como dicen por allí, las madres tenemos un sexto sentido que pocas veces falla. Así descubrí todo el tema del famoso gluten. Aunque a Dios gracias, mi hija no es celiaca, tiene sensibilidad al gluten. Como familia nos solidarizamos con ella y eliminamos el pan y las harinas en casa, casi en su totalidad. Lo dejamos para desayunar una vez a la semana. Sorpresa! Todos empezamos a sentirnos mucho mejor y a notar que algo tan básico como el pan, que habíamos comido toda la vida, nos causaba muchos síntomas, a los que ya nos habíamos acostumbrado. Bingo!! Aquella niña de tan solo 6 años aprendió a escuchar y a respetar su cuerpo y ella solita dejó de consumir lo que le hacía daño en las fiestas o fuera de casa. Yo terminé superando la colitis que varias veces me llevó al hospital y que no me dejaba comer algunos granos y vegetales que tanto me gustan.

Por el mismo tiempo, mi ex esposo, decide someterse a una cirugía bariátrica con la que pretendía solucionar todos sus problemas. Por lo menos, eso pensaba él, ya que el doctor le vendió ese procedimiento como una remedio casi mágico o milagroso para deshacerse del sobrepeso......esa es una historia sobre la que podría escribir un libro, pero por ahora prefiero contarte todo lo que aprendí gracias a esa difícil experiencia, que por poco le cuesta la vida. Yo empece a investigar sobre los beneficios y riesgos de la cirugía, lo mismo que el cambio de hábitos y la dieta post-operatoria que él debía seguir.

Esta vez me tocó referirme a fuentes médicas y científicas en las que descubrí que vivíamos, prácticamente, en un universo paralelo con respecto a la información que manejábamos sobre nutrición y salud.

Fue una gran sorpresa encontrar que la mayoría de la información que profesionales, expertos y organizaciones de salud recomiendan, como saludable, realmente no lo es.

Descubrí que la industria alimenticia y la industria farmacéutica son quienes financian la mayoría de los proyectos de investigación publicados, por lo tanto la gran mayoría de los resultados son sesgados y poco fiables; ya que lo que buscan es “demostrar” que debemos consumir sus productos.

Ailine Health Coach Miami Beach

Y así fue como empezó mi deseo y mi entusiasmo por aprender más sobre este tema y poder transformar mi cocina, mi vida y la de mi familia y de ahora en adelante la tuya también.

mis estudios

Mis estudios me llevaron a ser Health Coach ahora y también soy licenciada en Finanzas, además tengo una Maestría en Administración de Negocios. Fui banquera en Panamá por 11 años y administradora de una empresa familiar por 4 años.

Mis estudios no eran de Bioquímica, no sabía nada de esto, pero me cautivó desde que abrí el libro para certificarme en Nutrición Deportiva con Precisión Nutrición una empresa canadiense.

Fueron meses de mucho estudio y preparación y mi deseo de compartir esta información era enorme, yo quería contarle a todo el mundo, todo cuanto estaba aprendiendo y quería que ellos también hicieran los cambios que yo estaba haciendo.

Ahora sé que no funciona así la cosa, cada uno cambia en su momento. Lo bueno es que pude transformar mis clases de cocina de sesiones temáticas a seminarios y degustaciones para motivar a consumir más vegetales y ensaladas, por algo se empieza.  Así creé y publiqué un recetario que no vendía si la persona no probaba algunas de las recetas para asegurarme de que las iban a repetir en casa, y funcionaba! Después de unos cuantos años haciendo esto con mucho éxito en Costa Rica y en Panamá, mi vida cambia de rumbo y vengo a vivir a Miami.

Aquí me certifico como Health Coach con el Health Coach Institute y aprendo que la clave para triunfar no esta en el plan de alimentación sino en factores emocionales y psicológicos que nada tienen que ver con la comida, aunque muchos de ellos nos hacen encontrar en la comida un refugio y sensación de placer inmediato.

Descubrí también, que las buenas intenciones no sirven de mucho para lograr cambios sostenibles y que nuestra mente es el principal músculo a ejercitar, ya que allí residen nuestros hábitos y pensamientos más profundos que son el motor de nuestras acciones y decisiones.

Desde entonces mi formación y aprendizaje no se detienen. Dios ha ido poniendo en mi camino, personas, cursos, herramientas y conocimientos para mi desarrollo personal y entendí que no puedo llevar a nadie a donde yo no he llegado, así es que de aquí a la luna llegaremos juntos.

Yo me he pasado la vida leyendo libros de espiritualidad, superación personal, educación infantil, psicología, parejas, etc. Y en todos te hablan de tu misión o de tu llamado y de tu verdadera pasión.

A mis 40 encontré finalmente mi misión y mi llamado, entendí que cada una de las experiencias que me había tocado vivir, las pruebas que había tenido que superar y las personas que se cruzaron en mi camino eran todas parte de un plan perfecto que Dios tenia para mí, aunque que hay aún mucho más de ese plan que todavía desconozco, una vez que descubres que existe, empiezas a darle forma y a desarrollarlo de la mejor manera posible con pasión, amor y dedicación absoluta.

Ser Health Coach es el futuro, es mi futuro. Algo que empecé haciendo por placer, se convirtió en un hobbie y hoy en día en mi profesión. Esta es una carrera profesional que sin haber estudiado en la Escuela de Medicina 6 años pone en tus manos la capacidad de salvar y transformar vidas. Al ayudar a alguien es seguro que sus logros tendrán un efecto expansivo. Esa persona va inspirar a otras y así se transforman familias, sociedades y el planeta.

Esta es la profesión del futuro, pronto cada empresa con consciencia social, cada compañía de seguros, cada doctor realmente comprometido con la salud de sus pacientes trabajará con un Health Coach para guiar, apoyar y acompañar a las personas a seguir las recomendaciones médicas y también para realizar un trabajo preventivo y educar a la población.

El conocimiento da poder y es uno de los elementos más importantes para lograr cambios, ya que al comprender cómo trabaja nuestro cuerpo, es más fácil aprender e internalizar nuevos hábitos.

Health Coach Ailine

mi filosofía

Vivimos en una sociedad en la que bajar de peso se ha convertido en una obsesión cultural y la industria alrededor de este tema es multimillonaria.

Pero a la mayoría de las personas al parecer nada les funciona y aún cuando desean con todas sus fuerzas cambiar sus hábitos y mejorar su estado físico sus intentos resultan fallidos.

Es evidente que algo hace falta, la clave secreta para tener un cuerpo del que te sientas orgullos@.

Seguramente tú al igual que la mayoría te has preguntado una y otra vez, si debes hacer más ejercicios, o tal vez otro tipo de ejercicios, si debes comer 5 veces al día o ayunar, comer menos carbohidratos o solo proteínas y grasas o te preguntas: ¿qué tal si pruebo una dieta vegetariana o vegana?

Es complicado saber qué camino tomar cuando hay tanta información que se contradice, especialmente en las redes sociales.

Yo lo resumiría en dos palabras: tus emociones; tus emociones controlan tus pensamientos sobre ti mism@, tu peso y valor como ser humano.

También controlan tus acciones. Emociones como el enojo, el miedo, el resentimiento, y la culpa pueden estar saboteando tus mejores intenciones y también se ha comprobado que te impactan profundamente a nivel biológico. Comer menos y hacer más ejercicios no es la solución.

Yo considero que el problema del sobre peso y la obesidad es un problema hormonal y la buena noticia es que existen varios métodos probados para controlarlas.

Es hora de dejar atrás las dietas yo-yo y avergonzarnos de nuestros actos de impulsividad relacionados con la comida. Basta ya de conversaciones negativas contigo mism@.

Llegó el momento de apreciar y amar tu cuerpo porque entre más lo ames más fácil será cuidar de el. Resulta que es nuestra incapacidad de aceptarnos a nosotras mism@s lo que no nos deja avanzar.

Estamos tan ocupad@s peleando con nuestros sentimientos que no nos damos cuenta de que al ignorar nuestros sentimientos negativos les damos poder sobre nosotros, porque todo lo que resiste persiste. Aceptar nuestros sentimientos es el primer paso para una verdadera transformación.

Como dice Jessica Ortner: “-cuando verdaderamente nos aceptamos es cuando nuestro cuerpo exhala y empieza a sanar”.

Si has estado batallando con tu salud, antojos, tu peso o simplemente sintiendo falta de energía o un cansancio extremo, déjame decirte que un detox es un excelente punto de partida para retomar el control de tu salud.

Además de lograr tener un metabolismo mucho más sano y eficaz, al finalizar los 21 días, habrás logrado conectarte más contigo mism@.

Habrás aprendido a escuchar y a reconocer las señales que te manda tu cuerpo y tu cerebro. A honrar tu cuerpo y a darle lo que necesita y evitar todo aquello que no sea conveniente.

Serás capaz de tomar mejores decisiones y habrás adelantado gran parte del camino hacia una mejor calidad de vida y una mejor versión de ti mismo.

Con un pago único de US$99.00 puedes tener acceso inmediato a tu plan que incluye:

  • Menú semanal para 21 días y además el menú para la semana siguiente que será de transición hacia una dieta balanceada.
  • Recetario completo para la preparación de tus comidas y la lista de compras semanal.
  • Recomendaciones de suplementos que te pueden ayudar a tener más éxito en el proceso.
  • La oportunidad de comunicarte conmigo por WhatAspp durante todo el proceso y 2 llamadas de 30 minutos.
  • Emails semanales con consejos prácticos, tips y motivación para seguir adelante aun en aquellos días difíciles.

Puedes contar conmigo desde este momento como tu Health Coach para guiarte y acompañarte en este proceso sanador y transformador.

PREGUNTAS FRECUENTES

¿Qué beneficios puedo obtener al hacer este Detox?
Si lo haces como debe ser vas a sentir una notable mejoría en tu digestión, la apariencia de tu piel, tu nivel de energía y hasta tu estado de ánimo va a mejorar.

¿Cuánto peso puedo perder si lo hago al pie de la letra?
Este plan no está diseñado para perder mucho peso, está diseñado para darle a tu cuerpo un descanso, liberarlo de impurezas y  toxinas acumuladas por mucho tiempo, que nos causan inflamación, que es la causa principal de la mayoría de las enfermedades.  La mayoría de la gente pierde peso durante estas 3 semanas, pero pierden mucho más al terminarlo y seguir una dieta balanceada acompañada de ejercicio.  La razón es obvia:  un hígado desintoxicado hace su función de quemar grasa mucho más eficientemente.  Un intestino limpio y un sistema digestivo óptimo ayudan a aumentar el nivel de energía, vas a mejorar tu rendimiento al momento de hacer ejercicios y por lo tanto a quemar más calorías y a desarrollar más masa muscular.

¿Por qué es necesario hacerlo por 21 días?
Yo propongo 21 días, apenas tres semanas para llevarte lentamente hacia un estado de bienestar que tal vez hasta ahora desconoces. Este es un proceso que busca cuyo principal objetivo es atender y honrar las necesidades de tu cuerpo y tratarlo con amor. La primera semana empezamos con comidas sanas pero no tan restrictivas para ayudarte en la transición.  La segunda y tercera semana la tendencia es más hacia lo vegetariano y ya después seguimos con una dieta balanceada.  Es importante tener presente que en este plan no hay días libres por que tenemos un objetivo que es depurar nuestro sistema en poco tiempo para lograr tener una mejor salud y una mejor condición física.

¿Qué tan difícil es apegarse al plan si yo estoy acostumbrada a comer proteína animal?
Dependiendo de cómo sea tu alimentación actual, puede que te sea un poco más fácil, o un poco más difícil, incorporar estos cambios.  El momento de iniciar lo decides tú, ya que debes prepárate mentalmente y organizarte para tener éxito.  Recuerda que un detox no es la respuesta a una situación de desesperación o frustración, por que entonces vas a sentir que te estás castigando al privarte de todo lo que te gusta.  Si decides hacerlo que sea por las razones correctas y por amor a ti y a tu cuerpo.